El Psiquiatra

-Buenas tardes Dr. Kozack, me imagino que viene a ver a “aquel paciente”.

-Efectivamente, necesito conversar con él a solas para que no se sienta incómodo.

-Pero Dr, usted comprenderá que no puedo dejarlo solo con “él”, podría sucederle algo malo.

-Bueno, si es la única forma de poder hablar con “él” deberé aceptarla, pero espere fuera a una distancia prudente, de manera que no se moleste ni se asuste.

-Está bien, sígame.

Comenzamos a caminar por un largo y estrecho pasillo, con unas paredes que parecían muy antiguas, en las cuales había dibujos realmente macabros de personas mutiladas, siendo devorados por algunos hombres; todo esto iluminado por la tenue luz de unos candelabros que colgaban de la pared.
No se cuanto tiempo estuve caminando por ahí, hasta que el guardia de pronto me dijo:

-Ya llegamos Dr.

-¿Cuánto tiempo pasó durante el trayecto?- Pregunté desorientado.

-Unos 20 minutos- me dijo- se veía realmente perturbado por aquellos garabatos que estaban dibujados en la pared.

-No son simples garabatos- contesté.

Se detuvo un momento a observar dichos dibujos, y luego de un momento dijo:

-Esto es de una mente enferma, nadie en su sano juicio haría dibujos de este tipo de sucesos y tan realistas.

-Exacto -Contesté- Por lo mismo he venido a hablar con él.

-No se que creer Dr., si usted está loco o es muy valiente, creo que la primera.

-No es eso, soy psiquiatra y me intriga este caso.

Estábamos parados frente a una gran puerta de hierro pero, al contrario de lo que pensé, no se escuchaba ruido alguno (exceptuando el que hacíamos nosotros). Nos preparamos para entrar a la guarida del posible psicópata, del cual me habían hablado atrocidades que supuestamente le hizo a sus víctimas. Yo tenía una mezcla de miedo e intriga, que ademas del ambiente tenso, turbio y sofocante de ese pasillo lúgubre y de esos dibujos tan atroces jamás vistos en mi vida (eran tan realistas que parecían una fotografía).

El guardia insertó una llave en la cerradura e inmediatamente después de haberla girado, se escuchaba el trabajar de unos mecanismos que abrieron una de las puertas. Mi corazón comenzó a latir como queriendo salirse de mi pecho a golpe limpio, mis oídos no soportaban el chirrido de esa puerta arrastrándose contra el piso, mi olfato también sufría problemas al oler una putrefacción tan desagradable que, a este punto comencé a vomitar arrodillado en el piso, mientras que el guardia solo hizo un gesto de molestia.
Entramos por la puerta, el guardia como si nada y yo con un pañuelo en mi nariz para poder soportar ese terrible hedor, en una celda dentro de este cuarto estaba “el”. Lo llamé a viva voz, pero pareció no escuchar o no interesarse mucho, así que entré a la celda, me senté en la silla que había allí y le pregunté si podíamos conversar.

El hombre despertó de su letargo, se incorporó a la silla y comenzó a hablar:

-Yo era un Dr. muy reconocido en mi tiempo, no daba ningún caso por perdido, trabajaba en lo que más podía para ayudar a mis pacientes. Si aparecía una nueva enfermedad, era el primero en comenzar a trabajar en la cura a ésta, y nunca dejé a nadie sin tratamiento. Esto fue así hasta que llegó “EL”, quien me trajo tantas desdichas, pero más satisfacciones. Se presentó como El Amo del Mundo y de sus Almas, me obligó a reclutar gente, o mejor dicho las almas de ellos, para poder cumplir su propósito (el cual nunca me dijo, por cierto). Me negué como pude, pero sus artimañas y su control mental me hicieron aceptar lo que me pedía. En un comienzo era repugnante matar a esas pobres e indefensas personas; pero con el tiempo esto fue cambiando. De ser algo aberrante para mí pasó a convertirse en un arte, algo que me causaba placer, alegría y emoción pensando en como haría cada siguiente asesinato. Pero ahora no le sirvo estando encerrado, es por eso que te espera desde hace tiempo, ansiaba que llegaras. Y ahora que estás aquí no te dejará escapar.

Hubo un breve momento de silencio, a lo que le siguió unas risotadas que parecían provenir de la nada. Comencé a sentir un escalofrío que me recorrió desde los pies a la cabeza, y un dolor en esta última que no había sentido jamás en mi vida. Escuchaba una voz, al principio no le entendía, pero después se hizo tan clara como el agua y tan espesa como la sangre. Decía: Hola Strauss Kozack, Te esperaba. Soy el Amo del Mundo y de sus Almas. Desde este momento me perteneces y harás todo lo que ordene, si no lo haces sufrirás tanto que vas a rogar una muerte que nunca llegará, tu castigo será eterno si me traicionas.

Después de esto, mi mente solo reproducía 2 palabras: Debes MATAR, MATAR Y MATAR. Me levanté de mi silla, me acerqué al sujeto sentado frente a mí,
que me miraba con una expresión de felicidad en su rostro y una sonrisa en su boca. Dijo:

-Por fin voy a ser libre, por fin descansaré en paz.

Lo tomé del cuello y lo levanté en el aire, el guardia apresuradamente abrió la reja e intentó detenerme. Lo separé de mi con un manotazo que lo hizo
golpearse con los barrotes y quedar inconsciente. Seguí ahorcando al tipo que sostenía entre mis manos hasta darle muerte, cogí una silla y le
di de golpes al guardia hasta matarlo. Los miré con alegría, mi primera obra de arte se había concretado. Me acerque a ellos, los rebané y me los devoré como nunca he devorado un plato de la más rica exquisitez. Desde ese momento mi hambre solo se ve saciada con carne humana. Después de habérmelos comido, tomé las llaves del guardia, me dirigí hasta la puerta y estoy libre hasta ahora, cumpliendo el mandato que “Mi Amo” me encomendó.

No te descuides, no mires hacia atrás jamás, podría estar detrás de ti en este momento o en cualquier otro. Solo tiempo es lo que nos separa.

Imagen de perfil de jorge

Creación propia

jorge

Rating: 6.09. From 66 votes.
Please wait...

30 thoughts on “El Psiquiatra”

  1. Muy bueno. Excelente. Me parece muy bien escrito, por un momento pensé que era el relato real de algún psiquiatra. indudablemente que todos los relatos se parecen en algo, no conozco the holder por lo que no puedo opinar al respecto. Sigue escribiendo. Me asusté hasta que ví que era una narración. Saludos desde Campeche, México.

  2. Había leído una muy parecida, sobre un guardia en un sanatorio mental, que incitó a uno de los recluídos a hacerse daño, pues el único demonio era el propio guardia. No me gustó, se parece mucho a esto o a aquello, y finalmente no me ofreció nada concreto ni perturbador.

  3. Increible, simplemente brillante, por alguna extraña razon en un momento me hiciste pensar que era real, sentí escalofrios y ese toque espeluznante que le diste quedo muy bueno, 5/5

  4. Es interesante. Me encanta la atmósfera, los hechos y todo. Ojala lo conteste, porque de veras que me atrapo e impresiono de una manera, bueno! Algo macabro y a decir verdad, algo que ocurrió en mi vida, quizá sea la persona menos inesperada

    1. Me gusta “The Holders”, pero no me basé en esa historia para hacer la mía. justo cuando comenzaba a pensar algo para escribir veía un programa de TV con manicomios y cosas por el estilo, y paf… nació la idea.

  5. Es extraño, pero en muchos creepypastas que tienen comentarios en los que dicen que es bueno, o que se acercan mucho a eso, siempre los trollean. Por eso mismo no me extraña la nota. Agradecería a los que puntúan mal algun creepy a explicar las causas de por qué los puntúan así. :fuuu:

  6. Realmente soy bastante autocrítico con todo mi actuar y este caso no será la excepción. Me parece más un relato de terror-ciencia ficción que un creepy en sí. La redacción me parece aceptable, ortografía buena (creo que no me faltaron tildes ni hubo errores de cambio de letras en las palabras). Sinceramente me pondría un 3,5 a 4, pero como no se puede colocar la primera nota, opto por la segunda.

    1. Como buen psicólogo y amante del campo apenas y leí el título me metí de una. Cuando comencé a leer estuve en desacuerdo con lo que propuso Jose de una introducción, pensé que lo decía porque abriste con diálogos. Eso a mí siempre me pareció una interesante idea, aunque hasta ahora no lo había visto. Queda bien; en general eso fue lo que me gustó. El inicio. Al parecer lo que sigue no te salió bien, porque lo hiciste apresurado, como si alguien te hubiera tenido amenazado a punta de arma a que terminaras la historia ¬_¬

      Ya en la parte que dice que “lo había estado esperando” fue cuando me entraron ganas de un introducción. Porque, que sea psiquiatra y tuviera contacto con mucha gente no explica por qué lo quiso a él en particular. Si el único requisito en su selección era que conocieran mucha gente, entonces El Amo del Mundo -y de sus almas también-, escogió mal. Digo, hay mucho más para escoger, que un psiquiatra. Así que sí, falto introducción, o un párrafo donde contaras algo sobre Kozack.

      Lo más incoherente fue lo de los dibujos en las paredes. ¿Si estaba en una celda, cuándo tuvo la oportunidad de pintarlos? Qué, ¿acaso antes vivía en el pasillo que tarda 20 minutos en recorrerse?, ¿y que aún y siendo un psicópata asesino le dieron el gusto de prestarle pinturas para que pintara? ¿Crayones, quizá? ¿O se escabullía de su celda y pintaba con cagada de rata?

      Y el diálogo del psicópata no fue nada creativo: “Yo antes era un buen doctor, pero entonces llegó el monstruo. Me quería hacer malvado y yo me rehusé. Pero al final no le pude y me hizo malvado. Al principio no me gustaba hacer las cosas malvadas que quería que hiciera, pero luego sí”. Bien por usted, doctor psicópata.

      Y terminas con él “te cuidado, que ando suelto, y te agarro”.

      Se siente el conformismo en lo que dices arriba. Si te gusta hacer algo, en este caso, historias, deberías empeñarte más en ello. Si es que te gusta. Quiero ver cómo te queda una historia si te tomas tu tiempo. Porque que hayas iniciado con diálogo y conseguido que funcione, me llamó la atención.

      1. Bueno una de las explicaciones a la interrogante de por qué eligió a un psiquiatra es por la cantidad de gente que puede llegar a atender. Lo segundo, lo de los dibujos lo había pensado para otro final, pero se me olvidó borrarlo (error único y exclusivamente mío) asi que pienso que eso creó una confusión. Lo tercero, estoy creando otra que creo que quedará mejor 😀

    1. Que bueno que te haya gustado. Y es verdad, lo terminé con prisa 😀 , entre mi novia y el trabajo no me quedaba mucho tiempo para poder terminarlo. De hecho lo terminé en mi trabajo, cuando éste último cesó un poco.

      1. Sé exactamente a lo que te refieres. Me gustaría hacer más aportes, pero no tengo el tiempo de escribir algo completo, lo único que tengo son unas cuantas ideas a desarrollar, espero poder hacerlo después. Saludos y estamos en contacto.

  7. Nada mal, nada mal.
    Hay parajes que me gustaron mucho (“Claro como el Agua y Espeso como la Sangre), y la atmósfera es sucia y oscura, pero faltaron afinar un par de detalles, como agregar una introducción y ahondar más en “aquello” que poseía a los pobres desdichados.
    Pero buen trabajo, me gusta como describes.
    4/5, gracias por el aporte!!

    1. Me halaga que te haya gustado. Tendré en cuenta tus recomendaciones para la próxima. Con respecto a “aquello” no buscaba personas desdichadas, si te das cuenta buscaba a personas que tenían contacto con mucha gente, por ende, mas almas.

    2. Pensé en 3 finales para esta historia, el primero era que el tipo en la celda lo mataba, y el guardia era el que se lo comía y era el mismo quien dibujaba en la pared cada dibujo con la sangre de sus “alimentos”, pero lo deseché por pensar que sería muy corto y no seguiría pasando nada.
      El segundo era el final que tiene, y el tercero era tan malo que mejor ni mencionarlo 😛

          1. En un principio pensé que sería el guardia quien mataba y pintaba en las paredes… Al parecer no estaba tan mal mi idea ya que era uno de tus posibles finales.
            Me gustaría saber cómo es el tercero, por muy malo que sea, me agradaría conocerlo.
            Muy buen creepy 4/5

¿Quieres dejar un comentario?