El gato afuera de mi casa

Cuento mi primer historia; espero que les guste.

Vivo en una casa de 2 pisos, en mi vecindario, hay relatos que dicen que el diablo se aparece ahí en varias formas.

Un día, llegando de la secundaria, veo a un gato acostado en el carro de mi madre (Ya que el motor está caliente) le pregunto a mi mamá -Ese gato que hace aquí” Mi mamá me contesta que no es de nosotros y que nunca lo había visto venir, ni lo ha visto con otros vecinos.

Se llegó la hora de comer, como la ventana está abierta, y enfrente está el carro, vemos al gato; este nos empieza a maullar por comida. Notamos que su maullido es un poco “ronco”. Es un gato un poco más grande de lo promedio para ser callejero, es color negro y tiene los ojos grandes y de color un poco rojos. Mi mamá cedio ante su mirada tierna y le arroja una pierna de pollo. Notamos como el gato la devora con unos colmillos muy grandes y la come muy ferozmente -Debe tener mucha hambre- dijo mi madre, pero por más hambre que tubiera, come muy ferozmente.

Se llegó la noche, yo me fuí a acostar y mi madre le dejó un tazón con leche al gato. Caí dormido alrededor de las 10 de la noche. Pero unos arañidos en la ventana de mi cuarto me despiertan en eso de las 3 a.m. Abro los ojos rápidamente, hago la cortina a un lado y veo al gato mirandome con una cara tierna. Me dio un poco de miedo porque sus ojos reflejan maldad. Lo intenté aullentar golpeando la ventana. Lo que hizo me llevó un susto tremendo: Me mostró los colmillos, arañó muy fuerte el vidrio y se fué.

en la mañana, antes de irme a la secundaria, encontramos al perro de un vecino muerto y sin tripas. tenía marcas de colmillos y arañasos. Yo al ver esto, me espanté, y ví al gato arriba de un arbol con sangre en sus bigotes.

Mi vecino, enfurezido por lo que le había pasado a su perro, fue por su escopeta, y le apuntó al gato infernal. Disparó, pero falló, al verlo, el gato dió un rugido estremezedor que hizo que me pusiera pálido y corrí a mi casa. Por la ventana ví como el gato tomaba forma de humano, dió un gran brinco y se fugó por los techos de las casas.

Nunca más volvimos a ver a ese gato, ni al diablo. Nunca nada me quitará ese horrible recuerdo del perro sangrando y el gato convertirse en un mounstruo y uír lejos. Ya lo saben, tengan cuidado si hay un gato callejero fuera de sus casas.

Imagen de perfil de iamnotafraid

El usuario que envió el post no ha proporcionado información sobre la fuente.

iamnotafraid

Please wait...

30 thoughts on “El gato afuera de mi casa”

  1. Jaja.
    El diablo… ¿En serio?
    3 puntos:
    1 Tengo 2 gatas
    2 Las dos son callejeras
    3 SOY DIOX (diosa la décima potencia)

    Creepypasta Cazado!!! (?)

  2. si le hacen eso ami perro aunque sea demonio saco mi katana y lo mato. amo a los perros y no me daria miedo si es algo que mato a mi perro, saco mi furia y lo mato con mi katana

    1. somos dos yo no permitiría que mi amado Hunter muriera jooo juro que iría corriendo a perseguir con el gran machete de mi padre a perseguir a ese gato infernal….jaja aunk admito que me dio escalofrios XDD

  3. Conchale yo tengo un gato negro pero ese es mas asustado xD mas bien esta en la silla jeje (@) Muy buena historia! Algun dia hablamos para subirla a mi pagina en google ponen darksilver.bligoo y YA! los que quieran bienvenidos sen , ay creppys tambn

          1. pues de la vejeezz¡¡ :cerealguy: oo de alguna enferrmedaadd mesooo,usa la logicaaa :cerealguy:

    1. estuvo buena, aunque como vanessa, no me gusta que pinten a los gatos como malos, porque en realidad ellos nos cuidan de los malos espiritus.
      soy rescatista de animales, tengo 18 gatos en casa todos rescatados (mas 2 callejeros) y NUNCA me he tenido que cuidar de los gatos callejeros… 🙂
      ni siquiera por ser ferales… 🙂

  4. Bien. El final, no funcionó. Le faltó algo de fuerza, algunas líneas están rebuscadas y suenan repetitivas, tiene una o dos fallas argumentales y además un par de incongruencias que le restan sentido. Pero nada que no se pueda corregir. Veamos: ”es color negro y tiene los ojos grandes y de color un poco rojos. Mi mamá cedio ante su mirada tierna y le arroja una pierna de pollo”. ¿Ojos rojos y mirada tierna? Ni en el caso de que fuera un color rojizo sobrenatural, ni en el de que fuera un rojizo producto de una infección ocular, me parece que unos ojos rojos puedan ser tiernos. ”…hago la cortina a un lado y veo al gato mirandome con una cara tierna. Me dio un poco de miedo porque sus ojos reflejan maldad.” Misma situación. No creo que sea un error del todo, sino que quizá no supiste explicarlo del todo. Podría haber sido ”…hago la cortina a un lado y veo al gato mirándome con una expresión que, aunque a primera vista me enternece, después me dio un poco de miedo porque sus ojos también reflejaban maldad.” Creo que quisiste hacer notar que había algo sobrenatural en un gato de apariencia semi normal. Desde luego que algo puede lucir tierno y tétrico a la vez, pero hay que saber darlo a entender, de otra manera, parece que estás matando una descripción con la otra. Saludos.

¿Quieres dejar un comentario?