Cacería

Tiempo de lectura: Cerca de 11 minutos.

Ten un cordial saludo de mi parte y espero que también en este preciso instante estés rodeado de una agradable noche. Lo mas probable es que este relato a medida que lo leas se te hará algo extenso, pero créeme cuando te digo que no hay manera de resumirlo mas.

Por otra lado, dejo a tu libre albedrío el que juzgues si esta historia que estas a punto de leer esta basada en una vivencia real o simplemente es un relato mas…

Actualmente tengo 32 años y lo sucedido se remonta 18 años atrás, cuando apenas era un puberto que entraba en la etapa de las espinillas en el rostro, la masturbación y el gusto por las chicas; Como me hubiese gustado quedarme en esas etapas y no terminar metido en asuntos menos “pre-adolescentes”.

Solía vivir en un humilde vecindario casi que común y corriente, de no ser por un peculiar detalle y era que todo gato si bien tuviera dueño o no, sin excepción alguna terminaba por desaparecer. Muchos no le echaban demasiada tinta al asunto concluyendo que simplemente se daban a la fuga o eran raptados por los de la perrera, al fin y al cabo se trataba de gatos y era natural pensar así de estos animales. Sin embargo los que eran buscados por sus respectivos dueños en las perreras mas cercanas, no daban con ellos y las desapariciones de estos felinos se acrecentaron, lo que provoco que le dieran mayor importancia al asunto, pero desafortunadamente no hallaron respuesta concreta para aquel misterio.

Tras pasar el tiempo se reunió la junta de representantes de la comunidad para debatir sobre varios temas como, la delincuencia, las basuras y en especial la perdida de estas mascotas; Esto lo se porque mi madre pertenecía a tal junta. La líder y presidente de los representantes, concluyo que la culpa caía sobre un grupo de góticos muy conocidos por todos en el vecindario, del que coincidencialmente mi hermana mayor hacia parte, estos tenían la costumbre de aglomerarse en un parque de los alrededores y una vez reunidos todos los miembros del “clan”, se marchaban al cementerio mas cercano, supongo que a tratar temas sobrenaturales.

Después del señalamiento dado a este grupo de jóvenes, la presidente de la comunidad de nombre Carmen, dio inicio a una persecución con la que logro dividirlos y desterrarlos a otros sectores no muy lejanos. Por otra parte mi hermana Teresa, le tomo un desprecio enorme a la señora Carmen, quien la verdad era alguien muy religiosa y con una edad entre los 36 y 40 años, francamente nunca lo supe. También vivía sola ya que era viuda y no volvió a casarse ademas nunca tuvo hijos, la gente decía que era estéril…

El tiempo transcurría y el caos se desato en el vecindario, los góticos dieron comienzo a una cruzada entre los miembros de la junta y su grupo, la más afectada era y por obvias razones la presidente de la junta; Hacían cosas como arrojar basura en sus predios, arruinar sus jardines y romper sus ventanas.

Hasta el momento nada parece terrorífico ¿Verdad? Ahora es cuando las cosas se ponen verdaderamente extrañas. Luego de varias investigaciones resulto que la culpa en la desaparición de los gatos si era de los góticos! Pero algo no encajaba, mi hermana era consciente de todo este tema solo que al principio negó su complicidad, ella me lo confeso todo y me dio a entender que la señora Carmen, le pagaba a varios de su grupo para que capturaran a los gatos sin decirles el motivo. Nunca se creyó ni comprobó nada en su contra, total era alguien demasiado creyente como para hacer tal cosa, además ¿Con que fin? Aun así le creí cada una de sus palabras, pues nunca había visto tan preocupada y enojada a mi hermana mayor, desde ese momento el clan de estos jóvenes se dividió en pequeños grupos y ya eran pocos los que yo solía ver por allí.

El alboroto parecía calmarse pero a mis oídos llegaron los rumores que gatos de barrios vecinos también pasaban por el mismo problema, estaban desapareciendo. Este tema ya me rayaba entre lo cómico y lo perturbador, hasta aquel día en que desapareció algo, pero esta vez no se trataba de un gato sino del bebé de una joven pareja de recién casados, cosa que por supuesto atrajo a la policía local pero hasta ese entonces el caso quedo sin resolver.

Por otra parte mi hermana tenia un noviazgo con alguien que irónicamente era nada gótico y aun en medio de todo este embrollo su relación avanzo y se fue a vivir con el no muy lejos del barrio donde yo residía, pero tiempo atrás ella tuvo otra relación, solo que esta si fue con alguien de su propio clan y me comento que no había funcionado, que por lo visto era cierta la teoría sobre que polos iguales se repelen, y que independientemente de eso era alguien demasiado acosador y que estaba en extremo mal de la cabeza, además de ser el que más se esmeraba en raptar gatos para con el dinero recibido invertirlo todo en drogas.

Una noche ella llamo a casa, cabe resaltar que su relación con mamá no era muy amena y mucho menos cuando se entero de su culpabilidad, en cambio con papá se comportaba como una niña de 10 años, pero para su mala suerte el trabajaba demasiado, así que se conformaba hablando conmigo, esa vez su tono me preocupo, me dijo que tenia miedo porque su ex se la pasaba merodeando tarde y noche frente a su casa y me pidió el enorme favor de visitarla una vez saliera del colegio, esto porque estudiaba en las tardes y la casa de mi hermana quedaba en mi camino de regreso, mientras su novio llegaba algo tarde del trabajo. Mi madre estaba enterada de las visitas a mi hermana y no puso problema, por mi parte la idea me encantaba pues su novio tenia decenas de juegos de mesa y la super nintendo.

De aquí en adelante todos estos acontecimientos como la desaparición de los gatos, la perdida del bebé, el alboroto de los góticos junto a su separación y el acoso del ex de mi hermana, empezaron a encajar perfectamente.

A casa de mi hermana llego una bolsa a través de una ventana que habían roto el día anterior, Teresa sospechaba de Francisco su ex, esto ocurrió por que naturalmente no habían puesto un vidrio nuevo y la bolsa fue empujada entre las rendijas, tras abrirla lo que ella encontró no fue nada agradable. Eran huesos pero huesos muy pequeños quizá de un gato eso pensó, hasta que hayo un cráneo maltrecho. Ya sabrás a quien le pertenecía…Si, eran del bebé perdido hace unos meses y exactamente fue lo que ella dedujo. De inmediato se comunico con las entidades correspondientes y con los padres del infante, quienes a lo mejor por no tener con quien mas descargar su dolor lo hicieron contra Teresa.

Pero mi hermana sabia quien era el verdadero culpable o eso creía…

En la bolsa también se encontraba un pedazo de papel con un escrito en el, esto fue algo que Teresa se quedo meramente para ella, mas adelante y por ciertas circunstancias me entere de la existencia de esa carta cuando su novio la descubrió y me lo contó. Aquella carta efectivamente era de Francisco en la que escribió tan solo palabras de desprecio e insultos, honestamente nada importante, era el escrito de un resentido lleno de celos enfermizos; Lo único que si resaltaba era la ultima parte en la que mencionaba lo siguiente: “Si no vuelves conmigo terminaras como los gatos de esta zona o incluso peor, como esa criatura”.

Con las ultimas visitas que hice a casa de mi hermana previas a enterarme de ese papel, me manifestó sus claras intenciones de averiguar que escondía la señora Carmen en todo este lió, ya que a pesar de no haberse comprobado algo contra ella, mi hermana revivió sus ganas de mostrar que ella esconde algo. Sentía que la respuesta a todos estos problemas estaba en su casa, lastimosamente nunca me dio una fecha exacta de cuando pretendía asaltar en su hogar. Días después mi hermana desapareció…

Yo era el único que sabia o mejor dicho era el único que intuía el porque y donde estaba mi hermana, pero para mi mentalidad de aquel entonces era una locura. Por supuesto se efectuó el denuncio de su desaparición pero yo sabia que no seria diferente a los demás casos; La policía dio una hipótesis sobre la existencia de un posible asesino entre los vecinos, pero no tenían ningún indicio con el cual guiarse. Esto ya me parecía ridículo y me llene de impotencia y frustración, mientras mamá y papá estaban inconsolables. Yo no me atrevía a decirles sobre lo que ella me contó en dias pasados y mucho menos sobre lo que yo sospechaba, así que de manera infantil decidí resolver el caso por mi propia cuenta.

Por tanto tiempo conviviendo en el mismo vecindario que la señora Carmen, tenia en mi mente mas o menos como era su rutina y precise que el mejor momento para entrar en su casa era cuando salia a la misa de las 10 de la noche, el problema era como entrar, fue entonces me vi en la obligación de pedir apoyo y el único indicado era Mateo (novio de de mi hermana).

Con ayuda de una escalera por la parte trasera de la casa y con cuidado de que nadie nos viese, ingrese por su terraza y de allí salte al patio principal el cual era relativamente bajo, Mateo quedo de pasar temprano por mi al día siguiente; No pensamos que habría un terrible peligro. Yo estaba mentalizado en pasar la noche entera en esa casa. Una muy mala idea…

Al principio no di con algo en concreto de hecho no sabia que hacer y al estar rodeado de tantas imágenes católicas como cuadros y porcelanas gigantescas, empece a  llenarme de temor. No se cuanto dure deambulando por aquella sala oscura, no me atrevía a encender la luces pues seguramente eso llamaría la atención de alguien o de la misma señora Carmen, cuando viniese de vuelta, hasta que escuche lo que me pareció un maullido pero era bastante fuerte, como si dos gatos estuviesen peleando. Analizando de donde provenían tales ruidos me di cuenta que era de la cocina pero en ese lugar no había nada sospechoso, era una cocina como cualquier otra hasta que escuche rasgar lo que pensaba era una pared . Luego de mucho apuro por descubrir de donde provenía me di cuenta que donde estaba ubicada la estufa, habían unas hendiduras; Empuje con fuerza aquel electrodoméstico que para mi sorpresa ocultaba un tunel enorme y oscuro, con un cableado en la parte de arriba que llegaba a una especie de luz improvisada, que sin pensar encendí con un interruptor que vi a un costado. Todo esto suena de película pero realmente me ocurrió y por supuesto nadie me creerá…

Con valor entre por ese agujero en el que cabía perfectamente un adulto andando en cuatro patas, al principio me lleve un susto enorme pues un gato me salio de la nada corriendo como alma que lleva el diablo, me asuste pero a la vez sabia que iba por buen camino. Finalmente llegue a lo que se ve como un cuarto bastante caótico, sin pintura ni baldosas, en el había un televisor transmitiendo programas religiosos como el rosario y el viacrucis con una muy mala señal, y al frente de este televisor estaba lo mas horrible que pude haber visto en toda mi vida, era una persona desnuda cuyo ropaje eran periódicos y sábanas, pero no era una persona normal no sabría decir si era un niño o un adulto, pero era enorme y bastante gordo aunque no como las personas que sufren de obesidad. Su cara era deforme tenia demasiadas arrugas, ojos que parecían querer salirse de su rostro y no poseía pelo alguno, su boca, panza y manos estaban llenas de sangre seca entre un color rojizo y negro, a su alrededor habían cientos de huesos y pelajes…Los gatos no se escapaban, eran raptados por los góticos para alimentar a esa cosa. Para mi fortuna lucia dormido y como pude trague mi miedo para tratar de encontrar a mi hermana, desgraciadamente no la haye…¿Acaso se la comió? fue lo único que pensé llenándome de ira.

De repente escuche a alguien gimiendo y balbuceando “mamá”, me di la vuelta y el fenómeno había despertado, aparentemente no podía moverse, tan solo pataleaba con sus manos y pies, lo que me resultaba un movimiento demasiado perturbador; Decidí rodearlo y note que aun conservaba los ojos cerrados, pensé que estaba teniendo una pesadilla hasta que súbitamente abrió sus ojos, haciendo un contacto visual que me dejo petrificado. No se cuanto tiempo estuve en ese cuarto pero una vez el ser que estaba frente a mi empezó a gritar de manera incesante, fue entonces que reaccione pero ya no estábamos los dos solos, sin darme cuenta la señora Carmen se encontraba detrás mio…”Este es mi fin ¿En que me he metido?” fue lo único que paso por mi mente, arrojando muchas lagrimas y deseando estar con mis padres, pero para mi sorpresa no era solo yo quien lloraba, Carmen también lo hacia pidiéndome perdón y perdón a su hijo. Es decir ese hombre terriblemente gordo y deforme era su hijo; Entre llantos y sozollos me explico el origen del por que comía gatos y que no tenia idea que era lo que padecía, también me aclaro que el bebé fue devorado por el, pero que no era su culpa, ella simplemente satisfacía su hambre con los indefensos gatos que producían gran placer para su gigantesco hijo, el que planeo la captura del bebé fue Francisco, quien por su propia cuenta lo rapto y se lo brindo sin que ella se diese cuenta, según su criterio ni siquiera sabia que Francisco tenia conocimiento de la existencia de su hijo. Al final de toda la charla recuerdo muy bien que decidió echarme de su casa diciéndome que no tenia sentido explicarle todas esas cosas aun niño de 14 años quien probablemente estaba lleno de miedo y no entendía nada de lo que pasaba, después de esas palabras me dio las llaves de la puerta y dijo lo siguiente: “Vete, solo merezco el infierno y espero que el Dios Santo me perdone en su santa gloria”.

Inmediatamente salí, era oscuro y demasiado tarde, no tenia idea de que hora seria en ese entonces, quería pedir ayuda…en serio quería pedir ayuda! pero para cuando pude dar con alguien, la casa de la señora Carmen se baño en llamas. Una tragedia terrible, que hoy en día recuerdo perfectamente.

Semanas después mi hermana apareció muerta y tirada en un rió pútrido, estoy seguro que de alguna forma se encontró con Francisco y este la mato tal y como prometía en su carta. Aun trato de hallarle con ayuda de internet, pero me ha sido imposible dar con alguna pista, es un capitulo que quiero cerrar a como de lugar.

Por ahora soy feliz cuidando de mi familia y de mis diez gatos…

Creación propia

Tears Blood

Please wait...

17 comentarios de “Cacería”

  1. muy interesante, me atrapo totalmente, nunca me imagine que los gatos fueran para eso, yo pense que mas bien era para algun tipo de bandalismo o rituales satanicos, lo de la chica como que o tiene ningun sentido, me hubiera gustado otro final para ella, que tuviera algo que ver con el tipo deforme o con la señora esa

  2. … me parece una historia bastante interesante, y que te incita a leer, ciertamente no esperaba ese final para los gatos, y esta narrada de una forma que no molesta.

    Pero, tiene muy pocas comas el texto, no hay pausas y eso me molestaba de vez en cuando, y además, ningún “más” tienen tilde en la “a”, y eso me molestaba cada vez que leía esa palabra… pero además de eso, esta historia es ciertamente original.

  3. La manera en la que es narrada le da ciertos toques de credibilidad, es resuelta como si verdad alguien la contara, aunque algunas cosas no me cuadran del todo y pese a los escabrozos detalles no me da sensación de miedo. 3/5 y el +1 para que llegue a la principal. Cuida un poco las pausas.

  4. Interesante, me recuerda un poco al estilo de S King.
    Afloja en algunas partes, pero en general está bien.
    Igual y creo que pudiste haber provechado más algunos elementos para darle un giro a la trama, como la desaparición de la hermana, hubiese sido algo interesante.
    3/5

  5. hubiese sido interesante que la hermana tambien hubierse estado cuidando del hijo de carmen y que matara a su hermano y se lo diera de comer a la cosa rara o que el narrador matara a carmen y a su hijo y encontrara a su hermana en otra habitacion siendo torturada por el ex y que despues tuvieran una pelea y blablablabla

¿Quieres dejar un comentario?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.