Angel de la Vanidad

Siempre he sido hermosa, perfecta, elegante, pero quería más, quería ser más hermosa, incluso más que la diosa Afrodita. Los días pasaban y mi cuerpo y rostro envejecían, hice todo para detener el tiempo; cremas costosas, cirugías en cada extremo de mi cuerpo, inyecciones en mi rostro. Pero el tiempo seguía…

Un día cuando intentaba cubrirme una cana vi por la ventana a una mujer hermosa y elegante, que me miraba con la intención de que la siguiera. Me peiné lo más rápido que pude y me coloque mi mejor traje para intentar superar a las costosas y elegantes prendas que ella llevaba.

Al salir intente copiarle el paso lento y tan grácil que ella llevaba y que hacia a los hombres mirarla con deseo y las mujeres con recelo. Continué siguiendo a la hermosa pero misteriosa mujer hasta llegar a un callejón en el cual había una puerta vieja y desgastada ¿Qué hacia una mujer tan perfecta en un lugar como este?

– Si quieres entrar hazlo, si quieres ser como yo sígueme y si quieres saber mi secreto compruébalo.-  Dijo la extraña mujer desde adentro.

Con paso firme cruce la puerta y quede impactada. Un piso de mármol tan limpio que miraba mi reflejo, paredes con decorados en piedras preciosas y muebles de caoba; pero lo más increíble fueron la hermosas estatuas, cada una de épocas diferentes.

– Toma asiento y veremos. Lo que tu deseas es la inmortalidad de una diosa, la elegancia de la realeza, la belleza de un ángel… y el atrevimiento, lujuria y soberbia de un demonio…

– Sí, todo eso es lo que deseo, dime tu secreto ya que no me importa el costo o el precio, te daré lo que sea…

– ¿Lo que sea? ¿Darías todo para ser igual que yo y ser a mi imagen?

Asentí varias veces y a continuación tomo mis manos con una fuerza increíble y me tiro al suelo, tomando mi cara en sus manos que se convertían en garras, sus ojos azules se volvían brillantes, feroces e inhumanos y su piel se volvió tan fría como el hielo. Entonces con un rápido movimiento mordió mi cuello y me sentí cada vez más débil y fría, mis músculos se endurecieron y mi piel se volvió cada vez más y más blanca, cuando terminó me levantó y me enderezó, estaba rígida y petrificada.

Cuando la vi quede impactada, la mujer ahora era más hermosa, su rostro estaba más joven, su cabello más largo y perfecto y su cuerpo mas voluptuoso.

– No te pongas triste querida, ahora somos hermosas y estamos inmortalizadas para siempre.- dijo una estatua de una joven hermosa, al parecer una chica de la época griega.

– No importa el precio, ser hermosas y admiradas es lo más importante, sin contar la elegancia.- dijo otra mujer preciosa, con ropas de la época victoriana.

Y así ocurrió… me quede allí quieta, fría, muda y dura viendo a partir de varios años como esa mujer traía a jóvenes hermosas con la promesa de la belleza siendo ella la ganadora, pero valía la pena, ahora estaba inmortalizada, con la belleza de un ángel y la frialdad de un demonio, para siempre, siempre, siempre…

Imagen de perfil de Orihime

El usuario que envió el post no ha proporcionado información sobre la fuente.

Orihime

Soy una niña tierna y sencilla que se asusta muy fácil y que cree en muchas cosas sobrenaturales. Mi abuela era curandera y mi abuelo santero, el unico recuerdo que llevo de ellos es una sirena de plata que llevo siempre como amuleto y que me ha dado suerte y protección.

Please wait...

34 thoughts on “Angel de la Vanidad”

  1. Es muy lindo, es interesante, me encanta la forma de la que te expresas, dejando de lado eso. ¿Este cuento es real? La vanidad puede consumirte tanto hasta terminar en la locura; hasta hacer cualquier cosa con tal de tener la belleza eterna.

  2. Hay tan pintadas las mujeres vanidosas…muy bueno el creepypastaa veces por querer ser tan hermosas,pueden llegar a hacer lo que sea,bueno en realidad como soy,soy y no necesito nada para ser mejor.. :yaoming:

  3. Buenísima historia, me ha dejado pensando, soy exageradamente vanidosa, creo que tendré que recapacitar un poco o resignarme a vivir como una estatua…
    Es breve y es entretenida, me ha gustado demasiado. Gracias.

    1. No inventes Tubbiefox, pobre niña que culpa tiene, si le entra la duda en si se parece a Justin Beiber se deformaria tanto el rostro hasta quedar como Freddy Krueger o como Leatherface. :trollface:

      1. Por cierto orihime, buena historia.
        La mayoria de las mujeres buscan el ser hermosas por fuera.
        Quizá porque la belleza es algo efímero es tan atesorada por el ser humano.
        Personalmente me quedo con las emociones y el interior de la mente humana que son más que eternos.
        5/5

  4. esta muy bello… corto y directo… muy bien redactado, felicidades, a mi tambien me late escribir, la pregunta del millón es saber si es tuyo nena… cuidate y saludoss!!! KISS FOREVER (F)

    1. Quisiera decir que es mío pero en realidad la autora es una amiga de mi mamá y esta historia nos la contó el pasado dia de muertos porque nos vío a mis amigas y a mi que nos estabamos arreglando mucho para vernos atractivas cuando el punto era verse espeluznante.
      Ya después subire algún relato que escriba personalmente, porque un moderador sin querer borró el que yo ya habia subido :fuuu:

¿Quieres dejar un comentario?