Solía hablar con el mobiliario

Crecí en un área en la que las propiedades eran tan grandes, y las familias eran tan adineradas, que construían mansiones y paredes recluyéndose en sus propios paraísos privados —nunca interactuando con sus vecinos, con la excepción de alguna coincidencia extraña—. Fui educado en casa hasta la edad de los…

Sigue leyendo →